ESTRUCTURACIÓN TPS DE AGUA

El vidrio de los productos Flaska se programa utilizando el procedimiento TPS (Tecnología de Programación del Sílice). Con este tratamiento se consigue que la estructura vibracional del agua que ponemos dentro cambie y sea más similar a la del agua en el manantial.

El proceso consta de cuatro fases, cada una de las cuales incluye diferentes métodos de transmisión de información que contribuyen en su conjunto a la eficiencia de la tecnología Flaska.

El procedimiento TPS para programar el vidrio

01

Pirograbado laser del Cosmograma y otros símbolos

Todos los productos Flaska incorporan diferentes Cosmogramas y símbolos que se pirograban con laser y que son una parte importante del procedimiento TPS, ya que entre otras funciones, protegen la información contenida en el vidrio de las influencias externas. Entre estos símbolos esta también el O.R.O. (con un borde rectangular) cuya función es asegurar que la estructuración del agua sea más eficiente. Cada producto incorpora de igual forma un número de serie (por ejemplo AEK1) para poder realizar una correcta trazabilidad y control de calidad.

02

Limpiar el vidrio de vibraciones antiguas 

Con esta segunda fase, que consiste en eliminar y limpiar las vibraciones que pudiera haber guardado el vidrio en otras vidas (antes de ser reciclado), mejoramos la eficiencia del programa que grabamos en el vidrio.

03

Programación de los productos con Cañones de Orgón

Esta tercera fase es la más importante del procedimiento TPS, en ella se utilizan Cañones de Orgon para programar el vidrio de los productos Flaska con un programa vibracional compuesto por diferentes informaciones vibracionales que se obtienen de elementos de la naturaleza. Es la fase más larga ya que son necesarios 90 minutos para completarla. Durante este tiempo se imprime el programa vibracional en el dióxido de silicio (SiO2) del vidrio.

04

Soporte vibracional adicional mediante el sistema Quantec

Con la ayuda del sistema de radiónica Quantec, todos los productos Flaska están recibiendo un soporte vibracional adicional de forma permanente. Con esta mejora, es posible ofrecer una garantía de efectividad del programa vibracional del 100% durante toda la vida útil de los productos programados Flaska.

La idea de utilizar la TPS para el agua que bebemos surgió de nuestra experiencia práctica en el cultivo de fresas, donde se pudo comprobar que había una diferencia significativa entre las fresas regadas con “agua normal de riego” y las fresas regadas con la misma agua pero vibracionalmente estructurada.

Más información sobre la estructuración del agua:

- Pangman, Evans: Dancing with water; The New Science of Water

- Olaf Alexandersson: Living water; Viktor Schauberger and the Secrets of Natural Energy

-Masaru Emoto: Hidden messages of water

- Fabio Nocentini: Vibrational waters

- Gerald H. Pollack: 4th phase of water

En la búsqueda de una explicación científica que explicara estos cambios en el agua, primero nos encontramos con el trabajo de Viktor Schauberger, quien descubrió de una manera totalmente sin rigor científico que el agua esconde algunas características inusuales. Por supuesto, cuando continuamos con nuestra investigación, no pudimos evitar dar con otros investigadores más modernos, también pioneros en este campo, como son Preparata, Szent-Gyorgy, Del Guidice, Pollack, Chaplin y otros, quienes han ofrecido explicaciones teóricas de los fenómenos que se pueden observar en la práctica.

Se han realizado diferentes estudios usando métodos de investigación alternativos como parte del estudio de los efectos que produce la botella Flaska en el agua.

Flaska d.o.o. garantiza que sus productos no pierden efectividad y estructurarán el agua durante toda su vida útil siempre y cuando no se sobre expongan a situaciones vibracionalmente perjudiciales.

El contenido de esta página está basado en teorías y conclusiones no reconocidas o abordadas por instituciones oficiales